Archive for the 'Bitácora' Category



Cortázar

.

París nos recibe esta vez con un caluroso verano. De entre tantas actividades realizadas en esta cuarta visita a la Ciudad Luz, vale la pena relatar una que ya habíamos hecho en 2001 en el Cimetière Père-Lachaise: ir a cazar tumbas. La actividad consiste en visitar las tumbas pertenecientes a personalidades famosas cuyos restos descansan para siempre en estos añejos recintos. Entre tantas luminarias del arte y del pensamiento que pudimos reconocer en aquella visita, las que más persisten en nuestra memoria son: Michel Petrucciani, excelso pianista de jazz francés fallecido prematuramente en lo más encumbrado de su arte; Frederick Chopin, pianista y compositor polaco perteneciente al período romántico y fallecido también a temprana edad; Jim Morrison, estrella estadounidense de la música pop, sex symbol y líder de la banda The Doors; y por último, una de mis más grandes influencias como compositor, Francis Poulenc, pianista y creador de hermosísimas e importantes páginas corales. Poulenc escribió un capítulo determinante dentro de la música coral francesa del siglo XX. Cómo no conmoverse ante la tumba de Poulenc evocando los acordes iniciales de su O magnum mysterium, o la energía esperanzadora  que atraviesa los compases de Liberté, canción con la cual finaliza su ciclo Figure humaine, con poesías de Paul Eluard.

.

Cimetière Père-Lachaise

.

Para esta ocasión, 2010, fuimos presurosos al final de una lluviosa tarde y casi a la hora de cierre al Cimetière du Montparnasse, también último destino de innumerables pensadores y artistas, entre los cuales podemos destacar a Camille Saint-Säens, Cesar Franck, George Auric, Vincent d’Indy, Emmanuel Chabrier, Simone de Beauvoir, Jean Paul Sartre, E.M. Cioran, Marguerite Duras, Eugene Ionesco, Man Ray, Susan Sontag y César Vallejo, entre muchos otros. Sin embargo, la escasez de tiempo no nos dio más alternativa que visitar la que para nosotros constituía la pieza de cacería más interesante, la de Julio Cortázar, cronopio mayor. Qué podríamos decir en estas cortas líneas que ya no se haya dicho sobre Cortázar. Tan sólo la conmoción, casi hasta las lágrimas, de saberse por un instante, breve y eterno, al lado de una de las más importantes plumas latinoamericanas y del mundo. Su estatura de gigante literario y su intelectualidad sin fronteras ha sido importante y determinante en nuestras vidas. Leer un solo cuento de Cortázar es adentrarse a cada paso, a cada línea, en un mundo desconocido y sorprendente y del cual jamás se podrá salir, porque Cortázar imaginó su mundo literario de ese modo, fantástico y sublime, dulce y terrible; todo a la vez. Como en una rayuela…

.

Cimetière du Montparnasse
Anuncios

Pamplona 2010

.

.

 

A Carlos, Jesús, Fermín y Alfonso

 

Al aproximarse en el tren desde Madrid, lo primero que te invade a las afueras de Pamplona, es un inmenso y antiquísimo acueducto romano. Con esa bellísima imagen en la retina, al llegar a la estación, uno no puede sino pensar que todas las cosas en esa hermosa ciudad, fluirán de manera perfecta. Y así es. Mis amigos Carlos Gorricho e Imanol Erkizia me dieron la bienvenida para, en primera instancia, dar un paseo alrededor de las extensas murallas que rodean a la antigua y añeja Pamplona. O Iruña, como se diría en perfecto euskara. Carlos Gorricho es el muy diligente presidente de la Federación de Coros de Navarra, organización que alberga a más de cincuenta agrupaciones de la provincia de Navarra y sus alrededores. Y además, es un excelente anfitrión y organizador. De Pamplona, habría que agregar también que es una ciudad llena de gente amable y simpática que está pendiente de que uno se sienta y coma bien. Eso sí, Pamplona te recibe en esta época del año con una lluvia pertinaz. Famosa por sus Sanfermines, suficientemente espaciosa para albergar a sus poco más de trescientos mil habitantes y repleta de monumentos interesantes. Uno de ellos es su antigua y hermosa catedral, en honor de Santa María, construida durante los siglos XIV y XV, y cuyo actual maestro de capilla, don Aurelio Sagaseta —quien tiene ya casi cincuenta años al frente de la Capilla de Música de la Catedral de Pamplona— tuve el honor de conocer el día de mi llegada. El maestro Sagaseta, con baquiana experticia, nos dio un ilustradísimo paseo por los recovecos de la catedral, sorprendiéndonos a cada paso con las maravillas contenidas en este fabuloso recinto religioso y, con legítimo orgullo y bien pensado suspenso, nos preparó para el asalto final: el salón de ensayo de la Capilla, institución musical que data del siglo XIII y que alberga un invalorable archivo de música con obras hasta del siglo IX, además de contener toda la historia de la Capilla de Música. Luego de despedirnos del maestro Sagaseta, nos preparamos para disfrutar de lo que en Navarra es un acontecimiento social: la buena mesa. Pamplona está repleta de excelentes restaurantes con una oferta gastronómica de primer mundo y tenemos la fortuna de contar con un experto explorador en la materia: Jesús Arrastia. Al día siguiente, luego de un largo y merecido descanso, asistimos al Taller de Música Coral, evento anual que organiza la Federación de Coros de Navarra y que en esta ocasión congregó a más de sesenta participantes provenientes de diferentes lugares de la provincia y del Coro de la Federación, quien también lidera nuestro querido amigo Gorricho. En cuatro jornadas de trabajo, dos para el sábado 8 de mayo y dos para el domingo 9, transcurridas en la hermosa sede del Orfeón Pamplonés, institución que ya alcanza más de ciento cuarenta y cinco años, trabajamos las siguientes obras: O magnum mysterium (César Alejandro Carrillo), Encuentro (César Alejandro Carrillo y Fernando Paz Castillo), Alfonsina y el mar (Ariel Ramírez y Félix Luna, arr. Hugo César de la Vega) Corazón coraza (Beatriz Corona y Mario Benedetti) My Lord, What a Mourning (Negro spiritual, arr. William Levi Dawson) y San Juan to’ lo tiene (Eduardo Serrano, arr. César Alejandro Carrillo). Fue para mí, como para todos los entusiastas y ávidos participantes, una experiencia muy vital y enriquecedora, en un ambiente de cordial camaradería e impregnado siempre de buen humor. De ella me llevo un grato e inolvidable recuerdo, no sólo por las vivencias musicales sino también por la intensa relación establecida con Pamplona y con unos nuevos, inolvidables y entrañables amigos. ¡Hasta la próxima, Pamplona!

España 2010

Agradecido por esta experiencia con la música y los nuevos amigos de España en la Coral del Conservatorio de To­melloso y la Federación de Coros de Navarra/Nafarroako Abesbatzen Elkartea en Tomelloso y Pamplona.

¡Gracias a todos por esos días inolvidables!

Seminario de canto coral, Tomelloso

A Mariely, Ana, César y El Trevi

 

En un lugar de La Mancha, de cuyo nombre siempre querré acordarme, he vivido una de mis más recientes e inolvidables aventuras musicales: Tomelloso. Pero antes de empezar a hablar de ello, es necesario comentar que el tomellosero es una de las personas más amables que se puedan encontrar sobre este planeta. Pleno de simpatía y buen proceder, siempre atento y desprendido. Por ende, mi estancia en este lugar y, más concretamente, con la gente de la Coral del Conservatorio de Tomelloso, ha sido una experiencia altamente gratificante. No sólo desde el punto de vista musical sino también desde el humano. Este conjunto, al frente del cual se encuentra su emprendedora e incansable directora María Elisa Blanco, emprendió un camino ya quinceañero, el cual ha sido pleno de grandes satisfacciones musicales. Conformada por gente de todas las edades y con muchas ganas de aprender, la agrupación inició el año pasado la aventura del Seminario de Canto Coral, el cual fue impartido por mi muy querido y admirado amigo, el compositor y director de coros, Javier Busto. Para esta segunda edición del seminario, tuve el honor de ser escogido para impartir y compartir mis experiencias en torno a un repertorio sugerido por sus integrantes, el cual estuvo comprendido por algunas de mis obras y algunas canciones latinoamericanas. Las sesiones de trabajo se repartieron de la siguiente manera: jueves 29 y viernes 30 de abril, ensayos con la Coral del Conservatorio; sábado 1 y domingo 2 de mayo, los ensayos correspondientes al seminario con todos los inscritos para la ocasión. En total asistieron más de 80 personas, las cuales se desplazaron desde diferentes provincias españolas: Albacete, Badajoz, Ciudad Real, Madrid y Murcia. Para las sesiones con la Coral del Conservatorio de Tomelloso se trabajaron las siguientes obras: Arroz con leche (Carlos Guastavino), Duerme negrito (Atahualpa Yupanqui, arr. Emilio Solé), Encuentro (César Alejandro Carrillo y Fernando Paz Castillo), Nada (José Dames y Horacio Sanguinetti, arr. Eduardo Ferraudi) y O magnum mysterium (Morten Lauridsen). Con todos los inscritos en el seminario, incluyendo a los integrantes de la Coral del Conservatorio, se hicieron las siguientes obras: Alfonsina y el mar (Ariel Ramírez y Félix Luna, arr. Hugo César de la Vega) Corazón coraza (Beatriz Corona y Mario Benedetti) O magnum mysterium (César Alejandro Carrillo), Salve Regina (César Alejandro Carrillo) y San Juan to’ lo tiene (Eduardo Serrano, arr. César Alejandro Carrillo). Con esta segunda edición, el seminario marcha rumbo a su consolidación como punto de encuentro y de referencia coral de La Mancha y sus alrededores. Vaya mi felicitación a todos los involucrados en la organización de este evento y sirva este espacio para agradecer todas las atenciones recibidas durante estos intensos cuatro días de música coral en Tomelloso, así como también a todos aquellos que abandonaron la comodidad de sus hogares para asistir. ¡Salud, Tomelloso!

 

Breve, desde Tomelloso

Comparto estas imágenes, cortesía de la señora Pilar Morales Blanco, de la estupenda experiencia que fue el Segundo seminario de canto coral organizado por la coral del Conservatorio de Tomelloso, España.

Durante el 8 y 9 de mayo, estaré dictando otro taller coral para la Federación de Coros de Navarra en Pamplona.

¡Ya les dejaré saber sobre estas experiencias!

Dos talleres en España

 

En pocos días estaré partiendo a España para impartir dos talleres sobre mi música y algunas piezas latinoamericanas. El primero de ellos discurrirá en el Consevatorio de Música de Tomelloso, una ciudad cercana a Madrid. Allí estaré compartiendo un taller para el coro del Conservatorio y luego otro taller con una buena cantidad de asistentes inscritos para tal ocasión.

En la segunda etapa del viaje, estaré realizando un trabajo similar para la Federación de Coros de Navarra. No dudo que esta será una gran experiencia para todos, tanto para mí como para quienes serán mis nuevos amigos españoles! Así que pendientes pues a partir de la semana próxima los mantendré al tanto, en la medida de lo posible, de todas las peripecias por España. ¡Saludos a todos!


Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 5.993 seguidores

Tweets

Anuncios